nodos en la Red

Cambiar los mapas

user

Mario López de Ávila Muñoz

Emprendedor e inversor, mentor, advisor. Profesor asociado del área de Operations and Quantitative Methods de la IE Business School, imparte clases en la escuela desde el año 1996. Fundador de la Agile Entrepreneurship Spain, la comunidad hispano hablante de interesados en las metodologías Lean Startup en Meetup decana en España y una de las más grandes del mundo. Startup NEXT Madrid Lead Facilitator. Lean Startup Machine Madrid Co-founder. Co-director del proyecto España Lean Startup. Co-fundador de UEIA, primera aceleradora de empresas sociales de base tecnológica en el mundo.


LATEST POSTS

Let’s talk about Profit Models [I]: introducing Wei-Zhu Profit Model Matrix 06th April, 2015

#LEAN ELEPHANTS True Lean Intrapreneurs 23rd July, 2014

ideas, conceptos, teorías...

Cambiar los mapas

el .

Travel_map_hg_wht
La frase más repetida por los profesionales de la Programación Neuronligüística pudiera muy bien ser aquella que afirma que "El mapa no es el territorio".  Una aportación de la semántica de Korzybski, quien estaba convencido de que gran parte del sufrimiento humano se origina en la confusión entre nuestros modelos o representaciones del mundo con la ‘realidad’ – sea lo que sea eso.  Hay ‘mapas’ más precisos que otros, hay ‘mapas’ que esconden pistas de ‘tesoros’, pero ningún ‘mapa’ es ‘el único correcto’.  Es fácil olvidarlo.

Hablaba hace un par de meses de la necesidad de reinventar periódicamente nuestras organizaciones.
Comenté mi creencia de que eso pasa, forzosamente, por cambiar nuestros
modelos, perspectivas, marcos, mapas – llamadlo como queráis – del
mundo.  Muchas personas creen que eso es algo imposible.  Otras
personas no lo creen… y, en consecuencia, lo han conseguido.  Los
profesionales de la Programación Neurolingüística (PNL)
– ¿ciencia o charlatanería? – han desarrollado durante décadas
instrumentos para ayudarnos a realizar ese cambio ‘imposible’.  Mis
principales referencias en este sentido proceden de los trabajos de Robert Dilts, al que muchos conoceréis, y, de unos años a esta parte, de L. Michael Hall, el que se ha convertido en mi gurú particular en este ámbito del conocimiento – magnífico su ‘Communication Magic’, lectura obligada para cualquier consultor que se precie.

El término genérico para el proceso de reinterpretar una situación
dada por medio de la sustitución del marco-mapa-modelo en el que esa
situación es percibida se denomina reencuadre.  Reencuadrar significa, literalmente, poner un marco nuevo alrededor de una vivencia – de acuerdo con Dilts, es "transformar su significado colocándolo dentro de un marco o contexto distinto de aquel en el que se ha percibido inicialmente". ¿Cómo podemos llevar acabo este ‘reencuadre’?

El primero de los patrones que cita Dilts en su libro El Poder de la Palabra – Editorial Urano, 2003 – es el denominado "Cambio de objetivos"Cualquier objetivo que nos fijemos actúa como un polo de atracción para nuestra atención, determinando de forma automática qué se considera pertinente o relevante y qué no lo es.  Así pues, cualquier afirmación que desplace la atención de un objetivo a otro, provocará de facto un reencuadre de la situación.
Por ejemplo, a menudo me encuentro con emprendedores que me plantean
sus necesidades de recursos, no sin cierta desesperanza, en estos o
parecidos términos: "es imposible que salgamos adelante! necesitamos al
menos 180.000 euros!!".  En estos casos mi trabajo consiste en hacerles
ver que, en realidad, no necesitan de ese dinero, sino, más
bien, de un espacio donde trabajar, de una plataforma tecnológica o del
acceso a determinada información.  Ese cambio de objetivo les permite
encontrar alternativas de conseguir lo que realmente necesitan, una vez
que dejan de obsesionarse con conseguir la pa$ta.  Basta con
preguntarse
"¿Qué otro objetivo podría añadir o cambiar por mi objetivo actual que me ayude a ver la situación desde otra perspectiva?".  Esta es una fantástica cura para aquellas organizaciones que se ven atrapadas en definiciones ‘chiquititas’ de su Misión .

En PNL, el "Cambio de objetivos" es un ejemplo de lo que se denomina "reencuadre de contenido".

Otra fórmula que suele dar resultados es la de "Cambiar el tamaño del marco".  En este caso, el
‘marco’ del que hablamos puede ser temporal o espacial, o referirse a
cualquier otra dimensión que utilicemos para establecer los límites o
el alcance de nuestra vivencia – por ejemplo, número de partes
implicadas.
  El ‘cambio de tamaño’, o tal vez debería decir ‘de escala’, puede ir en el sentido de aumentarlo o en el de disminuirlo.
Las empresas que cotizan en Bolsa se encuentran sometidas a la tiranía
del corto plazo.  Su marco temporal se ve reducido al siguiente
trimestre, fundamentalmente a causa de la miopía de los inversores más
especulativos.  No es de extrañar que el capital riesgo haya sacado
durante el año pasado al menos a tres empresas cotizadas del parqué –
por ejemplo, a Cortefiel: la presencia en Bolsa impone una perspectiva
cortoplacista a la gestión que supone un coste tremendo.  Como
inversores, cuando nuestra estrategia de inversión se orienta al más
largo plazo, los fundamentos del negocio cobran una importancia
infinitamente mayor que un resultado extraordinario o la promesa de
dividendo, con lo que la naturaleza de nuestras demandas a los gestores
cambia radicalmente.  Enfrentados a una situación o vivencia que se
desee cambiar, es aconsejable modificar el tamaño de nuestro marco
abarcando un período mayor o menor, más o menos partes interesadas u
otras localizaciones.

En PNL, "Cambiar el tamaño del marco" es un ejemplo de lo que se denomina "reencuadre de contexto".

L. Michael Hall nos presenta en su libro User’s Manual for the Brain I el patrón "Y si…", que como su propio nombre indica, produce un reencuadre de la situación al pretender que ha ocurrido algo ya en nuestra realidad, permitiendo explorar nuevas posibilidades, consecuencias o alternativas para alcanzar nuestro objetivo.
Por ejemplo, podemos suponer que el lanzamiento de nuestro nuevo
producto ha sido un éxito y situarnos seis meses o un año en el
futuro.  Luego, desde esa posición, miraríamos hacia atrás
preguntándonos
"¿Qué pasos concretos he dado para llegar hasta aquí?" o "¿Hacia dónde puedo moverme desde este lugar?".  En realidad, el patrón "Y sí…" puede aplicarse no sólo como un reencuadre temporal, sino también para adoptar la perspectiva de otras personas – por ejemplo, nuestros clientes – o disminuir
la influencia que cualquier limitación percibida esté ejerciendo en
nuestra capacidad de imaginar alternativas creativas
.  A veces hay que decir
"¿Y si ya lo tuviéramos, qué haríamos?".

Para terminar, hablaremos del patrón "Fragmentar", que consiste en reorganizar
una situación o vivencia dividiéndola en porciones menores o, a veces,
agregándola a otras situaciones para dar como resultado algo mayor
.
También se puede considerar un caso particular de "Fragmentar" el
aumentar el grado de detalle, añadiendo información, o el disminuirlo,
generalizando la situación a través de un proceso inductivo.  En definitiva, se suele hablar de "fragmentar hacia arriba" cuando generalizamos o agregamos y de "fragmentar hacia abajo" cuando aumentamos el detalle o fraccionamos algo.  Un ejemplo de "fragmentar hacia arriba" puede ser el pasar de decir "somos especialistas en desarrollo de negocio" a "somos especialistas en crecimiento", que es un término más amplio.  Al revés, podemos pasar de decir "trabajamos en compraventa de empresas" a afirmar "trabajamos en pre/post merger integration", bajando en el nivel de detalle.  Por último, a veces se habla de "fragmentar lateralmente" para encontrar analogías o formular metáforas.  De hecho, el empleo de metáforas es una de las fórmulas más potentes de reencuadre que existen.  No es de extrañar que tantas organizaciones las empleen a la hora de describirse – "Somos como el ‘Rolls Royce’ de la Consultoría", me dijo una vez un empleado de McKinsey.  No sé si seguirán creyéndolo o – por su bien – habrán cambiado de metáfora…

Usad el reencuadre para cambiar los mapas con los que se orientan vuestras organizaciones.

De nada.

profile

Mario López de Ávila Muñoz

Emprendedor e inversor, mentor, advisor. Profesor asociado del área de Operations and Quantitative Methods de la IE Business School, imparte clases en la escuela desde el año 1996. Fundador de la Agile Entrepreneurship Spain, la comunidad hispano hablante de interesados en las metodologías Lean Startup en Meetup decana en España y una de las más grandes del mundo. Startup NEXT Madrid Lead Facilitator. Lean Startup Machine Madrid Co-founder. Co-director del proyecto España Lean Startup. Co-fundador de UEIA, primera aceleradora de empresas sociales de base tecnológica en el mundo.

  • Gracias por tu comentario, Nice… y por la información del congreso, del que no estaba al tanto. Lo cierto es que me he desvinculado mucho del colectivo de ‘practitioners’ de NLP en España desde los lejaníííísimos tiempos en los que mi socia y yo estudiamos con Gustavo Bertolotto. Estaría bien conocer a Dilts en persona ;-)

  • Sí, la PNL es una herramienta/enfoque muy potente tanto en el ámbito personal como profesional. Además es un complemento ideal para el Coaching.
    Otra idea básica de la PNL que a mí me parece muy potente es la de que “todo comportamiento tiende a satisfacer una necesidad positiva para quien lo hace”, aunque haya veces que ni él mismo sea consciente. Me imagino que a muchos se os ocurrirán un montón de objeciones. Pero pensad, que todos tomamos la mejor opción disponible. Aun cuando la decisión tomada, para los demás, sea claramente contraproducente, quien lo hace toma su mejor opción disponible. Pensad en ello.
    Por último, para quien le interese: Los próximos días 23, 24 y 25 se celebra en Barcelona el I congreso nacional de PNL y los días 26 y 27 un taller de Robert Dilts “Flowing through transitions”. Yo acudiré. Más información. http://www.aepnl.com/default.asp

View Comments (2) ...