nodos en la Red

Valores, evolución cultural y desarrollo humano

user

Mario López de Ávila Muñoz

Emprendedor e inversor, mentor, advisor. Profesor asociado del área de Operations and Quantitative Methods de la IE Business School, imparte clases en la escuela desde el año 1996. Fundador de la Agile Entrepreneurship Spain, la comunidad hispano hablante de interesados en las metodologías Lean Startup en Meetup decana en España y una de las más grandes del mundo. Startup NEXT Madrid Lead Facilitator. Lean Startup Machine Madrid Co-founder. Co-director del proyecto España Lean Startup. Co-fundador de UEIA, primera aceleradora de empresas sociales de base tecnológica en el mundo.


LATEST POSTS

Let’s talk about Profit Models [I]: introducing Wei-Zhu Profit Model Matrix 06th April, 2015

#LEAN ELEPHANTS True Lean Intrapreneurs 23rd July, 2014

Po-Post

Valores, evolución cultural y desarrollo humano

el .

0valuemapPermitidme que regrese a un tema que ya traté hace más de dos años en estas mismas páginas.  En una entrada de enero de 2004, dedicada a la Encuesta Mundial sobre Valores, introducía mis hipótesis acerca de la relación entre los modelos mentales dominantes en una sociedad y su desarrollo económico.  En esa misma línea escribí hace unos meses otra entrada, titulada ¿Dónde está la ventaja competitiva de las naciones?.  Recientemente he vuelto a visitar la página de la World Value Survey, donde he podido estudiar la última versión del Mapa Cultural del Mundo Inglehart-Welzel, que os adjunto en este mismo post, pero que podéis consultar directamente en la fuente. El mapa se construye sobre dos ejes: (1) Traditional – Secular/Rational; (2) Survival – Self Expression.

La primera de estas dimensiones refleja, en palabras de Inglehart, el contraste entre sociedades en las que la religión es muy importante frente a aquellas en la que no lo es.  El estudio demuestra que una amplia variedad de actitudes u opiniones están estrechamente relacionadas con esta dimensión.  Las
sociedades más cercanas al polo tradicional enfatizan la importancia de
la familia nuclear ‘clásica’, la deferencia a la autoridad, así como el
rechazo al divorcio, el aborto, la eutanasia o el suicidio
.

Inglehart añade que en estas sociedades se observa un mayor énfasis
‘nacionalista’, un orgullo de pertenencia a determinado grupo étnico o
político.

La segunda de estas dimensiones está directamente relacionada, según los autores, con la transición desde una sociedad industrial a una sociedad post-industrial – o, de acuerdo con Inglehart, a una sociedad del conocimiento.  Las prioridades cambian desde un énfasis casi absoluto en la seguridad o el bienestar económico – los estudiosos del Eneagrama hablaríamos de una dominancia de la variante instintiva autoconservativa – a
un interés creciente por el bienestar subjetivo, la calidad de vida, la
libertad de expresión y la autorrealización del individuo.

Estas sociedades valoran enormemente la Libertad como ideal, apoyan la
participación de la sociedad civil en la vida política y expresan
confianza en los demás miembros de la sociedad y en las instituciones.

Desarrollo_humano
Welzel, co-autor del Mapa Cultural junto con Inglehart, señala que las
dos dimensiones se solapan parcialmente – en los extremos.  Los polos
situados en el cuadrante inferior izquierda – tradición y autoconservacióncomparten un énfasis común en establecer límites, mientras que los dos polos situados en el cuadrante superior derecha – secular y auto-expresióncomparten un énfasis común en la posibilidad de elegir.
Welzel e Inglehart creen que el cambio de valores desde el énfasis en
establecer límites al énfasis en la libertad de elección es un aspecto
central del Desarrollo Humano.  Por supuesto, esto es algo discutible.
Cualquier feliz ciudadano de alguno de los países del cuadrante
inferior izquierda podría objetar con razón que su país esté menos
"evolucionado" que, por ejemplo, el nuestro, aunque desde nuestra
perspectiva tenga mucho sentido.

14economiclevel Pero lo interesante está en este otro gráfico, que os confieso no conocía cuando escribí mi primera entrada [recordad que podéis ampliar los gráficos haciendo doble click en la imagen], aunque data del año 2000. En él, Inglehart y su coautor Baker introducen una tercera variable en el mapa cultural: el Producto Interior Bruto (PIB) [GDP, por sus siglas en inglés] de los países.  El resultado es el que veis.  Parece evidente que hay una relación entre el PIB de un país y su posición en el mapa cultural.

Parece que las sociedades situadas en la mitad inferior del gráfico, aquellas calificadas como más tradicionales son, en términos generales, más pobres que aquellas que se encuentran en la mitad secular-racional del mapa.  Por supuesto, hay excepciones, pero diría que, en su conjunto, la mitad superior es más rica que la mitad inferior.  Y ¿Qué decir del otro eje? Es evidente que también hay una relación clara entre la posición en el mismo de las sociedades y su PIB.  Los
PIBs más altos se encuentran hacia la derecha del mapa, a medida que la
libertad de elección va ganando fuerza en el inconsciente colectivo.

Wenzel Wenzel e Inglehart proponen – ved el esquema adjunto – que el
aumento progresivo de la riqueza de las naciones posibilita, primero, e
impulsa, después, la doble evolución desde el polo tradicional al
secular y del polo de autoconservación al de libertad de expresión
.
Parece lógico, pero me siguen quedando dudas de si esto es siempre
así.  Es cierto que el aumento de la riqueza puede provocar o al menos
facilitar el cambio de mentalidad, pero creo que lo contrario también
es posible. 
Creo que permitir que criterios religiosos se impongan en la toma de decisiones políticas, económicas, sociales o tecnológicas,
con todo lo que ello conlleva – represión de la mujer; de las
libertades de culto, reunión, expresión, pensamiento; retraso
tecnológico y científico, etc -,
afecta negativamente, de manera decisiva, a la capacidad para generar riqueza de un país. Creo
que vivir en una sociedad en la que el Estado camina de la mano con la
Iglesia tiene un alto coste, no sólo para las libertades, sino también
para la economía.
  Desde luego lo tiene para la Ciencia.  Imaginaros las consecuencias que eso conlleva.

Tiendo a pensar que, al igual que las
creencias de un individuo sobre sí mismo, sobre los demás o sobre la
vida determinan en gran medida los resultados que consigue, también en
las sociedades las creencias dominantes condicionan los logros
colectivos.  Más concretamente, estoy convencido de que en la base
de muchos de los problemas que aquejan a nuestro país se encuentran
creencias o valores firmemente enraizados en nuestra cultura que
haríamos bien en sustituir por otros
Con todo y para ser honestos, probablemente deberíamos hablar de un
círculo virtuoso
, un bucle positivo de realimentación, en el que el
aumento de la riqueza impulsa el cambio de mentalidad
y éste, a su vez,
c
rea un caldo favorable a la puesta en marcha de iniciativas
generadoras de más riqueza
.

Por cierto, sospecho que este modelo podría
aplicarse a la evolución de cualquier grupo humano, no sólo en el
ámbito del estado-nación
. Podríamos
hacer un mapa similar con las empresas del IBEX-35 y seguramente todos
podéis situar a vuestras organizaciones en alguno de los cuadrantes del
mapa  ¿Qué pensáis?

profile

Mario López de Ávila Muñoz

Emprendedor e inversor, mentor, advisor. Profesor asociado del área de Operations and Quantitative Methods de la IE Business School, imparte clases en la escuela desde el año 1996. Fundador de la Agile Entrepreneurship Spain, la comunidad hispano hablante de interesados en las metodologías Lean Startup en Meetup decana en España y una de las más grandes del mundo. Startup NEXT Madrid Lead Facilitator. Lean Startup Machine Madrid Co-founder. Co-director del proyecto España Lean Startup. Co-fundador de UEIA, primera aceleradora de empresas sociales de base tecnológica en el mundo.

  • España aún tiene muchos valores conservadores católicos que no le hacen nada bueno, pero que por suerte estamos dejando atrás poco a poco, aunque aún se dejan notar y hace que los que no piensen en esa línea radicalicen aún más sus posturas entrando también en un bucle de extremismos (veáse gays/ familias conservadoras.
    En un determinado momento de una sociedad, unos valores conservadores pueden ayudar a que la comunidad siga unida y salga hacia delante, pero esa sociedad debe saber adaptarse a nuevos tiempos y contextos y no estancarse. De otro modo el crecimiento de esa sociedad será muy complicado (hablando tanto en términos económicos como culturales).

  • Jorge, el mapa se construye con valores promedio y ya sabes que no todos los ciudadanos de los USA, ni siquiera todos los estados de la unión, son ultraconservadores religiosos. Por otro lado, si en algo coinciden los “talibanes WASP” con sus congéneres más moderados es en el culto al individuo, la defensa de las libertades (especialmente de mercado), etc, al menos así es en la teoría. Se supone que USA es de los países más liberales del mundo (tengo mis dudas al respecto), está situado completamente a la derecha del gráfico en el eje Survival – Self-expression y, como sabes, hay una correlación positiva con el PIB cuando te mueves en esa dirección. Creo que no hay ninguna contradicción. Tal vez lo que podríamos concluir es que si la extrema derecha protestante no tuviera tanto peso en la política y economía del país, Estados Unidos sería AÚN MÁS rico de lo que ya es.
    Vuelvo al apunte que hago hacia el final del post: probablemente nos estemos enfrentando a una estructura de tipo bucle de realimentación positiva, en el que más riqueza facilita el cambio cultural y éste, a su vez, propicia la creación de más riqueza, en la dirección desde el polo tradición – supervivencia al polo racional – autoexpresión. Se realimentan.
    La interesante conclusión es que uno puede conseguir mejores resultados económicos a través de la educación de los ciudadanos no sólo de la doctrina económica al uso, sino en VALORES como la tolerancia, el compromiso activo, la libertad de pensamiento, etc.
    Mmm… ¿De qué me suena todo esto?

  • Antonio, efectivamente, parece que Welzel e Inglehart creen que el aumento de riqueza pone a disposición de las sociedades más recursos, lo que se traduce en más alternativas / opciones, lo que a su vez lleva a un cambio de mentalidad. Un ejemplo de esto podemos verlo probablemente en Asia en los últimos 15 años y probablemente en China en estos últimos 5 años. Con todo, también veo, como tú, que la relación también puede funcionar en sentido contrario: cambio cultural que crea condiciones propicias para generación de riqueza. Para mí un ejemplo claro de esto sería España: la transición a la Democracia, que conlleva una mayor apertura al exterior, la integración con la UE, las privatizaciones, la apuesta por la internacionalización de las grandes empresas, etc.
    Tienes razón al apuntar que las empresas viven en un contexto cultural que les influye y que probablemente se parezcan mucho entre sí si se las compara con las de otra zona – ej, con empresas noruegas o suecas – pero probablemente se diferencien entre sí lo suficiente como para distinguirlas entre sí. Y sí, lo interesante de verdad sería estudiar cómo se relacionan esas diferencias con los resultados económicos de las empresas. De todas formas, creo que este es otro ejercicio académico que quedará en la lista de “cosas para hacer algún día de estos” :-)

  • Jorge

    Hola:
    Interesante idea …
    Cómo cuadra EEUU en este mapa ?
    No es precisamente pobre y sin embargo de lo más extremista en cuanto a familia, nacionalismo y religión …
    No sé, no sé …

  • No he leído el original, pero por tu entrada deduzco que los autores establecen una relación causa-efecto entre la riqueza y la posición en este mapa.
    No sé por qué esto ha de ser así y no de la otra manera, es decir, que la posición en los ejes determine la riqueza. Yo más bien creo que esto es así.
    En definitiva, estamos hablando de sociedades abiertas o cerradas. Sociedades donde prima lo mágico e irracional o lo racional y humanista. Sociedades donde predomina el espíritu tribal, donde la persona se somete al colectivo o de sociedades donde el individuo toma protagonismo, debe tomar decisiones personales y conforma instituciones (en contraposición a poderes personalistas).
    Ya se ve que las segundas se abrirán al comercio, al progreso y a recibir las aportaciones positivas que vengan de fuera, con todo ello viene el aumento de la riqueza. Las primeras, por otro lado, se cierran en sí mismas, en la autarquía, el totalitarismo, el igualitarismo y la anulación de cualquier espíritu emprendedor, y con ello viene la paralización del progreso.
    Seguramente se puede aplicar a las empresas y sería un ejercicio muy interesante, aunque no habría que perder de vista que a la postre son un subconjunto concreto de personas que viven en un contexto cultural, por lo que no creo que se alejen mucho de la zona donde se mueve el país en su conjunto.
    Aún así, la posición relativa puede ser significativa si la comparamos con alguna variable de rendimiento económico de la empresa.
    Saludos,
    Antonio.

View Comments (5) ...