nodos en la Red

Formular un problema: cantidad ES calidad

user

Mario López de Ávila Muñoz

Emprendedor e inversor, mentor, advisor. Profesor asociado del área de Operations and Quantitative Methods de la IE Business School, imparte clases en la escuela desde el año 1996. Fundador de la Agile Entrepreneurship Spain, la comunidad hispano hablante de interesados en las metodologías Lean Startup en Meetup decana en España y una de las más grandes del mundo. Startup NEXT Madrid Lead Facilitator. Lean Startup Machine Madrid Co-founder. Co-director del proyecto España Lean Startup. Co-fundador de UEIA, primera aceleradora de empresas sociales de base tecnológica en el mundo.


LATEST POSTS

Let’s talk about Profit Models [I]: introducing Wei-Zhu Profit Model Matrix 06th April, 2015

#LEAN ELEPHANTS True Lean Intrapreneurs 23rd July, 2014

Creativity

Formular un problema: cantidad ES calidad

el .

Un lugar común entre ‘solucionadores’ de problemas de todo tipo es que ‘la mitad’ de nuestro trabajo consiste en establecer, enunciar, definir, formular, plantear, [ponga aquí el término equivalente que considere más conveniente], etc, ‘correctamente’ el problema.  Cuesta pasar por alto que esa afirmación encierra el supuesto implícito de que hay una forma ‘correcta’ de formular un problema, siendo cualquier otra, en consecuencia, una forma ‘incorrecta’ de hacerlo.

No me siento muy cómodo con esta afirmación, así que os propongo que empecemos esta entrada dando por bueno que hay planteamientos de un problema que ayudan a la persona o personas que lidian con éste a resolverlo con más eficacia que otros.  De esta manera, reconocemos que lo que para mí es un enunciado útil puede muy bien no serlo para tí, puesto que el conocimiento de la situación suele ser asimétrico, las capacidades, distintas, e, incluso, la actitud hacia el problema
puede variar mucho de una persona a otra dentro de un mismo equipo.
Todos esos factores influirán en el tratamiento que hagamos del
problema, así como en nuestra efectividad a la hora de resolverlo.

Si avanzáis un poco más en esta linea de pensamiento, tal vez terminéis concluyendo que, a la hora de enfrentarse a un problema, puede ser más útil, sobre todo en los primeros momentos, formular la mayor cantidad posible de enunciados alternativos del problema.  Dicho de otra manera, en estos casos cantidad es calidad, porque no tenemos forma de saber, a priori, cuál de estos ‘puntos de entrada’ [De Bono dixit] nos conducirá más rápidamente a la resolución satisfactoria del problema.

Hemos hablado en innumerables ocasiones que tanto TRIZ como la Teoría de las Limitaciones de Goldratt animan a formular un problema en términos de contradicción, conflicto o dilema, a partir del cual derivan, bien mediante la matriz de contradicciones, en el primer caso, bien mediante el empleo de la nube de evaporación,
en el segundo, las ‘direcciones’ en las que hay que buscar la solución
al problema.  Formular la contradicción nos proporciona en la mayor parte de los casos un enfoque alternativo a aquellos enunciados del problema que no reconocen la contradicción implícita.  Ahora bien, la contradicción en sí es sólo un enfoque alternativo, lo que puede no ser suficiente.  ¿De qué manera podríamos llegar a generar la mayor cantidad posible de enunciados o puntos de ataque al problema? Una de las respuestas más interesantes a esta pregunta procede del ámbito de TRIZ, concretamente de la empresa Ideation, que desarrolló hace algunos años una metodología soportada por software denominada Problem Formulator ®, capaz de proporcionar decenas de enunciados alternativos del problema para afrontar una situación dada.

El software de Ideation es sin duda una herramienta muy útil.  El coste de una licencia es alto [¿Comparado con qué?],
pero siempre podéis utilizarlo en versión limitada en el tiempo por una
cantidad bastante asequible.  Sin embargo, no es necesario disponer de
acceso al software para beneficiarse del método ideado por Zlotin et
al, al menos cuando se trata de situaciones no excesivamente
complejas.  Por mi parte, he trabajado en la aplicación de los
principios detrás del método al ámbito de los Procesos de Razonamiento de TOC, utilizándolo para sistematizar el trabajo con Nubes de Evaporación o Ramas Negativas.
Escribiré sobre todo esto a lo largo de esta semana e incluiré algunos
ejemplos, tanto derivados de la bibliografía como de mi práctica
profesional.  Estaré encantado de conocer vuestra opinión al respecto.

profile

Mario López de Ávila Muñoz

Emprendedor e inversor, mentor, advisor. Profesor asociado del área de Operations and Quantitative Methods de la IE Business School, imparte clases en la escuela desde el año 1996. Fundador de la Agile Entrepreneurship Spain, la comunidad hispano hablante de interesados en las metodologías Lean Startup en Meetup decana en España y una de las más grandes del mundo. Startup NEXT Madrid Lead Facilitator. Lean Startup Machine Madrid Co-founder. Co-director del proyecto España Lean Startup. Co-fundador de UEIA, primera aceleradora de empresas sociales de base tecnológica en el mundo.

  • Hola Mario:
    Entiendo ahora mejor tu enfoque sobre la evolución de los sistemas hacia el máximo grado de ‘idealidad’ empleando bien los recursos disponibles. De hecho creo que escribiré un post sobre los “”problemas”” más adelante.

  • Chicos, gracias por vuestros comentarios.
    SM, tomo nota de tus “actitudes” hacia los problemas. Creo que una parte muy importante de TRIZ es, como afirmas, las bases de datos de conocimiento (ej, sobre “efectos” físicos, químicos, geométricos, etc), aunque no es lo que destacaría precisamente de esta disciplina. TRIZ parte de la base de que todos los sistemas técnicos evolucionan hacia el máximo grado de ‘idealidad’ mediante la superación de contradicciones y con el mejor empleo de los recursos disponibles. Este es un buen resumen, en mi opinión, de la fuerza de TRIZ.
    µßio, no sé si el problema en sí puede ser la solución, pero sí sé que a menudo, más “solución” es el problema ;-) Todo pensador sistémico que se precie sabe eso :-)
    Y sí, por supuesto que las soluciones a menudo están en otro sitio y sólo la compartimentalización de las áreas de conocimiento evita que se resuelvan antes muchos problemas. De ahí la necesidad de generalistas en las ciencias y la tecnología, pero también en el management.

  • Respecto a el número de enunciados, tienes razón, visto desde las diferentes disciplinas.
    El caso del prión de la vacas locas, lo resolvió un matemático¹ antes de identificar el problema en sí y su modelo sirvió para identificar un “nuevo agente infeccioso”, el prión. El álgebra de Boole, sirve a la computación moderna, por lo que a menudo la solución está en otra disciplina. En mi caso plantear un problema desde la seguridad en el trabajo, sus aspectos medioambientales y la seguridad alimentaria, genera unas no-soluciones, sino verdaderas oportunidades de nuevo negocio.
    Por eso quiero cambiar la idea que se tiene del técnico, buscando una pluridisciplina, común, que hoy sólo se alcanza con la experiencia. No hay que ser experto en todo, pero si tener buenos fundamentos de otras áreas, que se renuevan completamente ¡cada 10 años! ¡Y la vida laboral es de 40 años!
    ¡Salud!
    ¹ John Stanley Griffith developed the theory in the 1960s

  • Yo pienso que el problema siempre será el mismo independientemente de la forma en que lo planteemos, de su formulación, del planteamiento, del enunciado, etc…La diferencia radica en la actitud y aptitudes de quien lo tiene enfrente. La actitud se refiere al estado emocional con el que enfrentaremos el problema y la aptitud es simplemente la capacidad técnica y habilidades empíricas que tengamos para ayudar a resolverlo…Particularmente creo más en el valor de la primera por lo siguiente:
    1.- Fui entrenado para ver un problema como una oportunidad, así que siempre les cambio el nombre y me centro en sacar todo lo bueno posible de algo que parece ser negativo, pues la palabra problema ya lo es.
    2.- Todo problema tiene seguro una solución y si no la tiene entonces deja de ser un problema.
    3.- Los problemas deben “saltarse” y ser tratados como obstáculos. De esta forma podemos ver el otro lado del mismo buscando su parte más débil para atacarla.
    4.- Dos cabezas piensan más que una, así que la Sinergia nos da la posibilidad de soluciones insopechadas mientras enriquecemos nuestras relaciones con los involucrados.
    5.- Muchos problemas se resuelven solos, a veces es casi innecesario tanto esfuerzo y angustia, pero hay que saber identificarlos.
    6.- Lo que para alguien es un problema, para otro es una solución, es cuestión de agudizar el enfoque.
    El sistema TRIZ se basa en resolver problemas a partir de una extensa base de datos, es cómo si existiera alguien con un cerebro capaz de haber estado expuesto a trillones de problemas y entonces tener la suficiente experiencia como para enfrentarse a otros similares proporcionando enunciados útiles como para resolverlos. Como toda máquina no es totalmente objetiva y tiene cierto márgen de error, pero en términos generales está muy bien para los fines por los que fue diseñada.
    Disculpen si me alargué en mi aporte…

  • A veces, sólo a veces, identificar algo como un problema a resolver, es equivocarse, puesto que el problema en sí, puede ser la solución. Como ejemplo los útiles prejuicios de los que abusamos y de los que hay que saber huir.
    Ejemplo, escribe en un papel: la integral de e elevado a x es igual a una función de u elevado a n.
    ¡Salud!

View Comments (5) ...