nodos en la Red

Proteger la máquina [first]

user

Mario López de Ávila Muñoz

Emprendedor e inversor, mentor, advisor. Profesor asociado del área de Operations and Quantitative Methods de la IE Business School, imparte clases en la escuela desde el año 1996. Fundador de la Agile Entrepreneurship Spain, la comunidad hispano hablante de interesados en las metodologías Lean Startup en Meetup decana en España y una de las más grandes del mundo. Startup NEXT Madrid Lead Facilitator. Lean Startup Machine Madrid Co-founder. Co-director del proyecto España Lean Startup. Co-fundador de UEIA, primera aceleradora de empresas sociales de base tecnológica en el mundo.


LATEST POSTS

Let’s talk about Profit Models [I]: introducing Wei-Zhu Profit Model Matrix 06th April, 2015

#LEAN ELEPHANTS True Lean Intrapreneurs 23rd July, 2014

Management

Proteger la máquina [first]

el .

[A manera de introducción…] Las 76 Soluciones Estándar de TRIZ son una evidencia más de la superhumana capacidad de trabajo del ‘padre’ de esta disciplina, Genrich Altshuller.  Posteriores a los 40 Principios Inventivos, son, como éstos, un intento de inventariar – creo que esto le hubiera encantado a Borges – todas las posibles formas de resolver problemas en sistemas técnicos.  Su uso es inseparable de una técnica de modelado realmente cojonuda, denominada Su-Field Analysis, que permite representar cualquier sistema mediante tan solo TRES entidades – una "herramienta", un "objeto" y una interacción, denominada "campo".  Es increíble la claridad de pensamiento que aporta esta técnica de modelado [sintiéndolo mucho, no voy a extenderme en este punto por ahora].

Las 76 Soluciones no son, sin embargo, la obra mejor acabada de
Altshuller, lo que convierte su empleo a menudo en algo frustrante.  Ha
habido varios intentos de reorganizar esta información, principalmente
para eliminar redundancias con otras herramientas de TRIZ y hacer su
uso más intuitivo o, al menos, más racional.  De todos ellos, me gusta
especialmente el trabajo de Xiaoming Mao, Xueqing Zhang y Simaan AbouRizk [increíble la cantidad de autores de origen chino que están publicando sobre TRIZ en los últimos años ].  Estos autores redujeron las 76 Soluciones a 7 soluciones generales.  Vamos a empezar con éstas.

Proteger_la_mquina_first002
Por razones de índole práctica, dejaré para más adelante explorar la primera "solución general" propuesta: completar un modelo Su-Field incompleto.  Veamos la segunda: Modificar S2 [aquí es donde empiezan a ser útiles las gráficas adjuntas], es decir, cambiar al propietario del sistema, para eliminar o reducir el impacto perjudicial.
Esta es la primera cosa que nos viene a la mente enfrentados a una
situación como ésta, pero, como ya he explicado, vamos a suponer que es
del todo inaplicable en este caso.  Pasemos a la tercera: Modificar S1, es decir, modificar la "Fábrica", la maquinaria organizativa, para hacerla menos sensible a las perturbaciones.  Esta sí, esta me vale.

Proteger_la_mquina_first¿Cómo conseguir que la "Fábrica" sea menos sensible a las perturbaciones? Utilizando el modelo Su-Field, os propongo dos grandes "avenidas" [que diría De Bono] de pensamientoEn la primera [figura superior], nos centraríamos en hacerla mucho más robusta, más resistente, "blindándola", acorazándolaEn la segunda [figura inferior],
optamos por el camino opuesto: haciéndola mucho más ligera, "vaporosa",
etérea, a fin de que la perturbación "atraviese" la máquina sin
encontrar resistencia alguna, sin tener nada con lo que "pelearse"
[todos esos años estudiando el Tao Te King dieron su fruto, maestro Tsé!].

¿Cómo hacer la organización más robusta? Mi primer consejo
ha sido, digo, sería, empezar por la misma ‘materia prima’ que la
conforma… y sí, me refiero a las personas.  Recomendaría
a esta hipotética organización que en los procesos de selección se de
preferencia a aquellos perfiles con más probabilidades de aguantar una
situación como ésta
: personas con una enorme tolerancia al
estrés, capaces de soportar con comodidad situaciones de incertidumbre
absoluta, de encajar con facilidad cambios continuos de prioridades,
masoquistas varios.  En resumen, empezaríamos por seleccionar a los, a priori, más aptos.
Pero además podríamos hablar de estructuras organizativas muy planas,
de redundancias, de cortafuegos, de salvaguardas, de procesos "a prueba
de tontos", de "planes de contingencia"… [me doy cuenta de que de alguna manera asimilo que una organización más robusta es también una organización más ‘resiliente’].

En cuanto a "acorazarla", la idea me sugiere "envolver"
la fábrica con una pléyade de profesionales libres, microempresas,
colaboradores externos vinculados a largo plazo capaces de absorber
cualquier pico de trabajo, cualquier perturbación, como si de una
esponja o un colchón se tratara, de manera que el impacto nunca llegue
a alcanzar el "corazón" de la máquina
.

¿Cómo hacer la organización más "ligera"? Mmm… esto me
huele a ágil… abrazar el cambio… iteraciones cortas, timeboxing,
entregas frecuentes, documentación ligera, comunicación constante en el
equipo de trabajo, control riguroso de cambios… También aquí se haría
mucho hincapié en contratar a la gente adecuada…

Ups! Me llama la Rubia.  Lo siento, chicos.

profile

Mario López de Ávila Muñoz

Emprendedor e inversor, mentor, advisor. Profesor asociado del área de Operations and Quantitative Methods de la IE Business School, imparte clases en la escuela desde el año 1996. Fundador de la Agile Entrepreneurship Spain, la comunidad hispano hablante de interesados en las metodologías Lean Startup en Meetup decana en España y una de las más grandes del mundo. Startup NEXT Madrid Lead Facilitator. Lean Startup Machine Madrid Co-founder. Co-director del proyecto España Lean Startup. Co-fundador de UEIA, primera aceleradora de empresas sociales de base tecnológica en el mundo.

  • Gracias, chicos.
    eKaizen, ni siquiera estaba muy seguro de que la palabra existiera en castellano ;-)
    Julen, en el hipotético caso que os he planteado la solución de hacer más pequeñita la empresa, tal cual, no es factible, aunque tu comentario me ha sugerido la siguiente imagen, que tal vez nos lleve a algún sitio: partir la empresa en trocitos muy pequeñitos, pequeñitos, que estén unidos por una suerte de muelles, para formar algo así como una “buckyesfera”…
    SM, no creo que se trate de formación, por lo menos no entendida a la vieja usanza, porque lo de ser “duro”, “resiliente”, es más bien cuestión de carácter y no creo que un seminario de tres días “Aprenda a aguantar a su jefe” sirva de mucho… No, no, hay que dejar actuar a las fuerzas de la selección “natural”, dejar que se vayan los que no aguantan y contratar gente capaz de aguantar la tralla, está claro… ;-)
    Lo de los costes… bueno, según lo mires, no? Para mí es más bien una inversión ;-)
    Un abrazo!

  • Según lo propuesto para darle robustez a la organización… Pienso que no sólo hay que contratar de entrada a las personas más idóneas, sino que hay que formar a las que ya tenemos para que acompañen en igualdad de condiciones a las que van entrando. Hemos de tomar en cuenta a los RRHH que ya tenemos pues no podemos renovar la plantilla de un solo tirón. Por otro lado y sin ánimos de agüar la fiesta… En lo concerniente a la “coraza” propuesta. También hay que tomar en cuenta los costos operativos de poner en marcha un plan de ayuda que nos provea de la seguridad necesaria y que nos salvaguarde de errores.. Aunque veo la propuesta en general factible, hay que pensar en los factores reales de la puesta en marcha…

  • No hay que desdeñar hacerla más pequeña, más pequeña, más pequeña… sí, hasta que llegas al artesano ;-)
    Un placer leerte, Mario.

  • Hombre Mario, no nos puedes dejar así. Necesitamos más.
    Por cierto me ha gustado mucho lo de la organización más resiliente, era un término que hasta ahora sólo había utilizado para los materiales pero bien, una organización puede ser más o menos resiliente.
    Saludos

View Comments (4) ...