nodos en la Red

WIR [nosotros]

user

Mario López de Ávila Muñoz

Emprendedor e inversor, mentor, advisor. Profesor asociado del área de Operations and Quantitative Methods de la IE Business School, imparte clases en la escuela desde el año 1996. Fundador de la Agile Entrepreneurship Spain, la comunidad hispano hablante de interesados en las metodologías Lean Startup en Meetup decana en España y una de las más grandes del mundo. Startup NEXT Madrid Lead Facilitator. Lean Startup Machine Madrid Co-founder. Co-director del proyecto España Lean Startup. Co-fundador de UEIA, primera aceleradora de empresas sociales de base tecnológica en el mundo.


LATEST POSTS

Let’s talk about Profit Models [I]: introducing Wei-Zhu Profit Model Matrix 06th April, 2015

#LEAN ELEPHANTS True Lean Intrapreneurs 23rd July, 2014

Inno-economía

WIR [nosotros]

el .

Esta es la historia de una sorprendente entidad financiera, un banco cooperativo.  Es una historia muy apropiada para los tiempos que vivimos.  Es una historia que habla de necesidad, innovación, cooperación y esperanza. Como toda historia que se precie, hay malos [los bancos], hay buenos [la sociedad civil, aquí representada por unos pocos empresarios] y también una moraleja: otro mundo es posible, amigos.  Siempre.

Erase una vez que se era…

Erase una vez que se era, en un país no tan lejano, durante una crisis similar a la que vivimos, dieciséis hombres de negocio, empresarios de los más diversos sectores de actividad, que se reunieron para hablar de lo que podían hacer por ellos mismos para resolver los problemas que les acuciaban.  Como ocurre ahora, ellos, o sus clientes o proveedores, se estaban encontrando con un endurecimiento de las condiciones del crédito que les estaba condenando a la bancarrota.

Hablando entre ellos, fueron conscientes de que el dinero que "A" necesitaba, lo requería para poder comprar a "B" un componente, mientras que "B", a su vez, lo necesitaba para adquirir materias primas de "C" o "D".  Decidieron crear un sistema de crédito mutuo: cuando uno compraba algo a otro, se anotaba en su cuenta un "débito", mientras que al vendedor se le anotaba el correspondiente "crédito".  Lo bueno es que cualquier otro miembro de la red daría por bueno ese crédito en una transacción comercial.  Ese crédito era tan bueno como el dinero que tanto escaseaba.

En pocas palabras, crearon su propia moneda, "virtual", con exactamente el mismo valor que la moneda "real" utilizada en su país.  A medida que más y más empresas se unían al esquema de crédito 'inter-pares', más robusta era la red y más útil para sus miembros.

Por supuesto, los bancos de aquel país se pusieron muy, muy nerviosos.  Desplegaron una tremenda, costosísima campaña de relaciones públicas para hundir esta iniciativa.  Gracias a Dios, al Buda o simplemente al puro sentido común, no lo consiguieron.  Aquel núcleo inicial, en rápido crecimiento, de empresas que confiaban unas en otras, se constituyó en un banco cooperativo, [hasta donde sé] el primero de la Historia del capitalismo.  También [hasta donde sé], probablemente, el primer banco non-profit del que se tiene noticia.  Pronto los participantes en el sistema pudieron solicitar préstamos a tipos de interés del 1 al 1,5%, que se avalaban bien con inventario de producto, bien con la participación de otro miembro de la red.  Con el tiempo, el sistema creció hasta englobar a la cuarta parte del empresariado del país.

Esta historia es real, amigos.  El país era Suiza, el año 1934, la iniciativa, el WIR Bank, inicialmente llamado Swiss Economic Circle.  Y tiene más miga de la que parece: sesenta y cinco años después de su fundación, un profesor estadounidense llamado James Stodder de la Rensselaer University realizó un estudio econométrico que [de]mostró que la legendaria estabilidad económica del país se fundamenta en la existencia de esta moneda virtual, este sistema de crédito entre empresas que funciona en paralelo, complementando al sistema financiero suizo.  Cuando el crédito se encarece o endurece, el volumen de intercambios entre los participantes del WIR Bank se dispara, reduciendo el impacto de la falta de liquidez y su traducción en despidos y cierres de empresas.

Desde un punto de vista sistémico, el sistema paralelo de crédito entre empresas actúa como elemento compensador, anticíclico, estabilizador de la economía 'real'. Cuando ésta vuelve a ser favorable, la actividad del mercado paralelo de crédito disminuye.

Da que pensar, ¿no es cierto?

[Vía Delta Institute, vía Bernard Lietaer, extraído de su artículo Options for Managing a
Systemic Bank Crisis
]

profile

Mario López de Ávila Muñoz

Emprendedor e inversor, mentor, advisor. Profesor asociado del área de Operations and Quantitative Methods de la IE Business School, imparte clases en la escuela desde el año 1996. Fundador de la Agile Entrepreneurship Spain, la comunidad hispano hablante de interesados en las metodologías Lean Startup en Meetup decana en España y una de las más grandes del mundo. Startup NEXT Madrid Lead Facilitator. Lean Startup Machine Madrid Co-founder. Co-director del proyecto España Lean Startup. Co-fundador de UEIA, primera aceleradora de empresas sociales de base tecnológica en el mundo.

  • Pedro Menchén

    Es agosto en una pequeña ciudad de la costa Cae una lluvia torrencial hace varios días, la ciudad parece desierta.
    Todos tienen deudas y viven a base de créditos. Por fortuna, llega un ruso forrado y entra en un pequeño hotel con encanto. Pide una habitación.
    Pone un billete de 100€ en la mesa del recepcionista y se va a ver las habitaciones.
    El jefe del hotel agarra el billete y sale corriendo a pagar sus deudas con el carnicero.
    Este coge el billete y corre a pagar su deuda con el criador de cerdos.
    A su turno éste se da prisa a pagar lo que le debe al proveedor de pienso para animales.
    El del pienso coge el billete al vuelo y corre a liquidar su deuda con la prostituta a la que hace tiempo que no paga. En tiempos de crisis, hasta ella ofrece servicios a crédito.
    La prostituta coge el billete y sale para el pequeño hotel donde había traído a sus clientes las últimas veces y que todavía no había pagado. Entrega el billete de 100€ al dueño del hotel, y liquida sus deudas.
    En este momento baja el ruso, que acaba de echar un vistazo a las habitaciones, dice que no le convence ninguna, coge el billete que había dado antes, y se va de la ciudad.
    Nadie ha ganado un duro, pero ahora toda la ciudad vive sin deudas y mira el futuro con confianza!

  • Al menos sabemos que no las podemos probar :)

  • En la tumba de Hilbert, en Göttingen, se puede leer su epitafio:
    Wir müssen wissen, wir werden wissen – (Debemos saber, sabremos).
    Pero… irónicamente, el día antes de que Hilbert pronunciase esta frase, Kurt Gödel presentaba su tesis, que contenía el famoso teorema de incompletitud: hay cosas que sabemos que son ciertas, pero que no podemos probar.

View Comments (3) ...