nodos en la Red

Conversación con un innovador asturiano

user

Mario López de Ávila Muñoz

Emprendedor e inversor, mentor, advisor. Profesor asociado del área de Operations and Quantitative Methods de la IE Business School, imparte clases en la escuela desde el año 1996. Fundador de la Agile Entrepreneurship Spain, la comunidad hispano hablante de interesados en las metodologías Lean Startup en Meetup decana en España y una de las más grandes del mundo. Startup NEXT Madrid Lead Facilitator. Lean Startup Machine Madrid Co-founder. Co-director del proyecto España Lean Startup. Co-fundador de UEIA, primera aceleradora de empresas sociales de base tecnológica en el mundo.


LATEST POSTS

Let’s talk about Profit Models [I]: introducing Wei-Zhu Profit Model Matrix 06th April, 2015

#LEAN ELEPHANTS True Lean Intrapreneurs 23rd July, 2014

Business Models

Conversación con un innovador asturiano

el .

Hace unas semanas, estando en Gijón [creo que llegué el mismo día que Alfonso se marchaba, ya es mala suerte], tuve la oportunidad de conocer a un emprendedor asturiano con el que mantuve una estimulante conversación.  La charla giró alrededor de las distintas opciones que se presentan a una pequeña empresa innovadora de base tecnológica [EIBT] como la suya cuando ya dispone de una tecnología probada, potencialmente de éxito, pero todavía no ha dado el paso hacia su explotación sistemática.

Los lectores de este blog saben que desde siempre he estado tan interesado, al menos, en la generación de innovaciones como en su comercialización exitosa, por lo que estoy convencido que lo que allí hablamos puede resultar de interés a otras muchas empresas en situaciones similares [eso sí, que nadie espere encontrar la solución a todos sus problemas – sólo nos dió tiempo de tomar una cerveza!].

Por razones de confidencialidad, me permitiréis que no proporcione muchos datos de la empresa a la que me refiero.  Baste decir que dispone de una 'plataforma', vamos a llamarlo así, que permitiría a cualquier organización que lo desee o necesite desarrollar en un corto espacio de tiempo [días, semanas tal vez] mundos virtuales en 3D de extraordinario detalle, que pueden ser visitados con un avatar personalizado utilizando un equipo de gama media – baja, con una conexión a Internet como la que cualquiera de nosotros pueda tener en su casa [una ADSL normalita].  Dicho de otra manera, su tecnología permite al interesado construir su propio Second Life… y hacerlo a un coste y plazo significativamente menor que el de las otras soluciones existentes en el mercado.

La plataforma ha sido utilizada ya, con gran éxito, en un proyecto muy ambicioso, relacionado con la conservación de una parte importante del patrimonio histórico-cultural de nuestro país.

¿Qué inquieta a este emprendedor?  Dispone de una tecnología probada con éxito, muy competitiva, tanto por calidad como por coste, que da respuesta a necesidades reales, para la que se pueden imaginar multitud de aplicaciones… pero el esfuerzo que ha supuesto desarrollarla ha sido muy grande, ha consumido muchos recursos, han tenido un gran éxito desde el punto de vista 'técnico' pero no tanto económico y, sobre todo, no saben muy bien cómo continuar desde aquí.

Ignoran si las capacidades que poseen les permitirán explotar de manera efectiva esta tecnología y no saben sin tendrán tiempo para, en caso contrario, desarrollar las capacidades necesarias internamente o si podrán adquirirlas antes de que las necesidades operativas de financiación estrangulen la actividad.  Conozco muy bien esta situación, la he visto en dos de las empresas en las que he tomado participaciones estos últimos años.

Su equipo y él se encuentran en una situación parecida a la que atraviesan, en mi experiencia, tarde o temprano todos los proyectos de sus características: equipos jóvenes, muy innovadores, grandes técnicos, que conquistan unos primeros éxitos iniciales que les animan a poner en marcha sus iniciativas empresariales, si no existían ya, o a continuar desarrollándolas hasta el 'siguiente nivel'… sólo para encontrarse con grandes dificultades en el momento en el que intentan replicar ese éxito al ritmo que necesitan para sostener su actividad. Se trata de definir quién quieren ser.  Analizamos cuatro opciones.

En primer lugar, pueden vender la tecnología, aunque no me parece muy inteligente.  Más interesante desde el punto de vista de los emprendedores puede ser buscar a alguien mayor que "les compre".   Esta opción ofrece muchas ventajas, aunque tal vez no sea la más satisfactoria para un emprendedor genuino, porque a menudo implica convertirse en un trabajador por cuenta ajena.

En segundo lugar, pueden "empaquetar" su tecnología con el fin de licenciarla a empresas que, como han hecho ellos hasta ahora, se dediquen a construir mundos virtuales en 3D para otras organizaciones.  En mi humilde opinión, hoy por hoy esta es la mejor opción que tienen.  Es la que les llevará menos tiempo poner a punto.  También es la más fácil de comercializar, dada su estructura, sus capacidades y recursos.  Probablemente la que menos cambios requerirá organizativamente hablando.  Una web bien construída, multilingüe, promoción en medios especializados, foros profesionales, una estrategia social media bien pensada… podría ser todo lo que necesitasen.  Ah, sí, por supuesto, un buen abogado especialista en propiedad intelectual también sería útil.  Llegado el caso, se pueden plantear la creación de una 'comercializadora' separada de la 'desarrolladora'.

En tercer lugar, pueden tratar de encontrar un segmento de mercado de tamaño suficiente como para asegurar que podrán alcanzar sus objetivos comerciales, con unas necesidades concretas y desarrollar una versión personalizada de su solución adaptada para ese tipo de clientes.  Sacar esta opción adelante les obligará, en mi opinión, a enfrentarse a multitud de obstáculos que en su situación actual pueden resultar difícilmente superables. Tienen que 'acertar' en la elección del segmento al que quieren atender.  Tengo algunas dudas de hasta qué punto se puede "empaquetar" un producto en este caso que pueda ser implantado rápidamente, sin requerir de un trabajo adicional de desarrollo demasiado pesado.  Me temo que nos veríamos en un modelo como el SAP, que requiere de una importante labor de personalización de la plataforma.  Por supuesto, siempre se podría contar con terceros para implantar [y comercializar] dicho producto. En mi experiencia, este camino es peligroso [al menos si pretenden recorrerlo en solitario].

Por último, pueden continuar como están.  Pueden seguir prestando servicios de desarrollo de mundos virtuales para empresas e instituciones, trabajar por proyectos, siendo cada proyecto único, aprovechando al máximo los desarrollos propios, pero siempre teniendo que aportar otro tanto para dar satisfacción a los retos únicos que les plantee cada contrato en particular.  Es un modelo como el de la consultoría, sin ingresos recurrentes, que te lleva tan lejos como tu último contrato.  No es una vida fácil, lo sé por experiencia, pero es que además es un modelo que no les permite sacar el máximo partido de su principal activo, su tecnología.

Resumiendo, el pequeño emprendedor innovador de base tecnológica obtiene, a cambio de su esfuerzo, su tiempo y su dinero, un activo: su tecnologíaPara ser realmente un activo, debe (a) incrementar su valor en el tiempo y/o (b) generar un flujo [idealmente un flujo pasivo] de ingresos, unas rentas.  Creo que la segunda opción planteada aquí satisface ambos requisitos [no entraré en detalles sobre cómo conseguir (a), tal vez en otra entrada].  En cualquier caso, escojan lo que escojan, les deseo mucha suerte.  Ojalá tuviéramos muchos, muchos más como ellos.

profile

Mario López de Ávila Muñoz

Emprendedor e inversor, mentor, advisor. Profesor asociado del área de Operations and Quantitative Methods de la IE Business School, imparte clases en la escuela desde el año 1996. Fundador de la Agile Entrepreneurship Spain, la comunidad hispano hablante de interesados en las metodologías Lean Startup en Meetup decana en España y una de las más grandes del mundo. Startup NEXT Madrid Lead Facilitator. Lean Startup Machine Madrid Co-founder. Co-director del proyecto España Lean Startup. Co-fundador de UEIA, primera aceleradora de empresas sociales de base tecnológica en el mundo.

  • Elijan la que elijan, creo que hay mucho de cruzar los dedos y empujar fuerte. Muy fuerte.

View Comments (1) ...